Bitcoin: Sistema financiero mundial, sin intermediarios y para todos

3 minutos de lectura
La transformación y la evolución de la tecnología están en constante cambio, integrando consigo mismo el papel moneda en los avances tecnológicos dentro de la  globalización. La tecnología respecto de las transacciones comerciales y monetarias  va en aumento y en constante evolución.

Bitcoin se introdujo en el año de 2008 como la llamada criptomoneda que ha venido ganando espacio en la revolución digital, al parecer llegó para quedarse abriendo muchos caminos transaccionales, sobre todo la manera de los pagos a través de la misma basado en el invento original del blockchain tecnología que fue la que sostiene e impulso al Bitcoin  permitiendo que mediante cadenas de bloques de transacciones abiertas y con cadenas de secuencias de bases de datos distribuidas en diferentes puntos registren la información de la criptomoneda. Las cibermonedas, están incluidas en el mundo de las transacciones digitales y a diferencia de  otras transacciones, es rápida, segura y sin intermediarios. Ésta moneda electrónica puede quedarse posicionada e ir creciendo sin tener certeza de lo que podrá pasar en el futuro. Bitcoin no es la única moneda digital también existe  Ethereum,  que es la segunda moneda digital más popular, basado en los “Smart contracts” o contratos inteligentes que están apoyados financieramente  por magnos proyectos tecnológicos y grandes  entidades financieras.

Expertos en materia económica consideran que la burbuja de la criptomoneda podría explotar, pero con todo y las especulaciones y las críticas que se desarrollan en contra  del Bitcoin  existen altas  posibilidades que se quede haciendo parte del sistema económico mundial, pues la popularidad de la misma y el valor comercial, genera incremento en su demanda.

La respuesta de la fusión, la fuerza y fortaleza que puede llegar a tener  ésta criptomoneda podría también depender en cierta medida, en la forma como Gobiernos y los sistemas financieros reaccionan y  responden a éste fenómeno virtual, teniendo en cuenta la rivalidad de la libertad financiera como gran características de las monedas digitales, en donde no se usan intermediarios en las transacciones. La transacción que se realice es cubierta por  Blockchain un sistema digital desarrollado con la promesa de brindar  transparencia, seguridad, y rapidez a un precio económico en términos transaccionales. Ésta moneda digital tiene una concurrencia de uso que no se encuentra regulada legalmente por ningún sistema económico o Gobierno que la soporte, razón por la cual no es bien recibida  dentro de algunos sectores económicos que eventualmente intentan atacar el sistema Bitcoin con el argumento que éste tipo de transacciones pueden facilitar la extorción y la evasión de impuestos.

En el caso del gobierno de China ha prohibido cualquier tipo de transacción o cambios con Bitcoin, por otro lado, Japón ha abierto los caminos para buscar la legalización de la misma según un reporte del periódico The Guardian. De todas maneras nada acerca sobre el bitcoin es claro, pero de la misma manera  su volatilidad continua

¿Por qué la gente y los negocios están empezando a usar Bitcoin o Ethereum o cualquier otro mecanismo de pagos digitales diferentes al papel moneda como el Dólar, el Euro o la Libra Esterlina? La respuesta puede ser tan sencilla como que eventualmente  las criptomonedas van a lograr forjar una manera mucho más fácil de realizar transacciones, fortaleciendo organismos y entidades financieras de negocios mediante la seguridad del sistema blockchain. Así la tecnología que se encuentra detrás de este nuevo sistema monetario virtual, está logrando que las transacciones financieras sean transparentes, seguras y más económicas por ausencia de intermediarios, generando  la posibilidad que en algún momento otorguen estabilidad y equidad en el sistema mundial.

Elaborado por: Ruth Johana Páez Molano

Comentarios

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *