El deterioro de la cartera representa una pérdida económica y se calcula determinando la diferencia entre el importe en libros del activo y el valor recuperable de la cuenta por cobrar, por lo cual, no es posible anticiparlo en el presupuesto de una entidad.

Ver consulta 2017 – 869 Consejo Técnico de la Contaduría Pública

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta