El fisco, el erario o hacienda pública, de propiedad del César, se distinguía del Aerarium de propiedad del Senado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *