¿ EL Estado debe ser más efectivo para combatir toda la minería ilegal’?

Lombardo Paredes, CEO de la minera Gran Colombia Gold, afirmó que presencia de minas ilegales no son impedimento para continuar con las inversiones.

En el cierre del 2018 la compañía minera Gran Colombia Gold (GCG) fue noticia debido a una carta que le enviaron al gobierno solicitando un despliegue militar y policial en la operación que desarrollan en los municipios de Segovia (Antioquia) y Marmato (Caldas) para combatir la minería ilegal que allí se registra.

En diálogo con Portafolio Lombardo Paredes, CEO de GCG en Colombia, explicó que esta situación no ha sido obstáculo para continuar con las tareas de producción cuyo resultado en el 2018 fue de 210.000 onzas (onz.) de oro. Resaltó que para el 2019 se proyecta una extracción superior a las 220.000 onz., para lo que se destinará más de US$160 millones.

Cómo cerró la operación en el 2018?

Fue el mejor año en la historia de la compañía. Hemos crecido a razón de 20% por año desde el 2015. El cálculo es superar las 210.000 onzas. Los costos de operación en el 2014 estaban por el orden de los US$1.200 por onza y en la actualidad están en menos de US$700.

¿Cómo inician el 2019, y cuál es la proyección en cuanto a resultados?

La meta es llegar a una producción que supere las 220.000 onz. Esto representaría poco más de 26.000 onz. en la operación de Marmato, y el resto (cerca de 194.000 onz.) en el complejo de Segovia.

¿Cuáles son los retos?

En Segovia reducir los pasivos ambientales a cero. Se han desarrollado una serie de obras que han logrado llevar a los mínimos niveles de impacto en el ecosistema que rodea el proyecto. Seguir con el programa de formalización para fortalecer la operación.

En Marmato continuar con el proyecto de minería subterránea. Está en la fase de exploración y la idea es llegar a un estudio que establezca si es financieramente viable.

Hay serios indicios de que existe un yacimiento de oro importante con un tenor que varía entre 2,5 y 3,5 gramos por tonelada. Para un proyecto de estas características, que posea niveles de producción superior a las 8.000 toneladas por día, se convierte en una tarea interesante.

¿La minería ilegal cómo afecta la operación de Segovia?

El problema está en tres minas ilegales que hacen parte de la llamada Mesa Minera. La primera es el Cogote, ubicada al lado de una mina legal de GCG que se llama Sandra K, y cuya producción se traza entre 350 y 400 onz. de oro por mes. La segunda es San Nicolás, que tiene la misma producción que el Cogote y ha sido difícil su formalización. Y la tercera es Rubiela, que tampoco ha sido posible su legalización. La operación se ve afectada económicamente porque encarece los costos de producción y retrasa el desarrollo de las actividades.

¿Cuáles son los resultados con el programa de formalización?

Desde el paro del 2017 se han firmado 19 contratos de formalización con cooperativas mineras que antes eran ilegales. En Segovia existen entre 2.500 y 2.800 mineros formalizados.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta