IMPACTO ECONOMICO DEL FRACKING EN LOS PROXIMOS 30 AÑOS

La exploración y producción de yacimientos no convencionales, a través del fracking permitiría estabilizar la macroeconomía de Colombia a un largo plazo. Generando ingresos de $ 324 billones en 30 años, lo cual equivale cerca del 30% de PIB.

Dicha producción no solo traduciría ingresos si no autosuficiencia energética. La explotación de petróleo por ejemplo abastecería hasta 7.500 millones de barriles. Se espera que en el 2030 la producción de yacimientos no convencionales pudiera alcanzar 600.000 barriles al día, obteniendo recursos por un total de 1% del PIB en tributos y 0,4% en regalías.

El ministerio de minas y energía trabaja en los primeros proyectos de investigación esto por la necesidad del país de 9,8 años de gas en reservas y 6,2 años de petróleo. Estas cifras lo que significan es que se puede abastecer la demanda a corto plazo, pero hay que trabajar a largo plazo.

Aunque aún no está el marco que regula la implementación de esta técnica, las alarmas del sector se acrecientan ya que se estima que por la caída de las reservas de crudo, la producción disminuiría 28,3% entre 2020 y 2030, pasando de 862.000 barriles día hasta 618.000.

Bajo este panorama, el Gobierno continúa, igualmente, en la reactivación de la industria a corto plazo con la firma de los contratos costa afuera y los 11 bloques que se asignarán el 16 de julio. Por ahora, se estima que con este impulso este año se podrían llegar a los 880.000 barriles, bajo un marco de referencia de US$65 por barril Brent.

En el Marco Fiscal de Mediano Plazo, el Ministerio de Hacienda reveló que para 2020 y 2021 se espera una producción de 862.000 barriles y 855.000 barriles, respectivamente.

Redactado por: Luisa Johanna Lopez Florez 

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta