La punta de iceberg de la reforma tributaria

Noticias

,

Tributario

Todo apunta a que la reforma tributaria estructural que el Gobierno Nacional presentará al Congreso la próxima semana, establecerá un parámetro de regulación muy amplio que impactará en la economía e inversión extranjera. El Ministro de Hacienda asistió el día 13 de octubre al evento convocado por el Consejo Gremial Nacional y el Instituto Colombiano de Derecho Tributario –ICDT–, en el cual participaron varios senadores, economistas y abogados expertos en materia tributaria. Se presentaron muchas especulaciones sobre la reforma estructural, su contenido, las recomendaciones realizadas por la  comisión de expertos, lo que se necesita en Colombia en materia de impuestos, entre otros. Pero todo apunta a que se presentará una propuesta tributaria por parte del Gobierno, que buscará recaudar de los contribuyentes el desfase presupuestal que se presenta actualmente por la crisis que generó la pérdida de valor del petróleo. Sin embargo, se genera una gran inquietud sobre que pasará con el presupuesto necesario para el posible post-conflicto, pues en líneas generales, el Ministro Cárdenas no se refirió al tema. Sin embargo, se puede percibir que con la reforma se espera:
  1. Una simplificación en la renta: se anuncia que se eliminará el IMAN y el IMAS. Se procurará facilitar aún más la presentación del impuesto de renta, puesto que se espera aumentar el número de personas naturales que estarán obligadas a presentar la declaración de este impuesto.
  2. Creación del monotributo: con esta nueva figura tributaria, el Gobierno procurará la ampliación de los contribuyentes responsables de la presentación de la renta y de los obligados a retener IVA. Está dirigido a pequeños negocios y comerciantes, lo que indica que el Gobierno pretende aumentar la regulación del régimen simplificado.
  3. GMF: como se esperaba, este impuesto no se desmontará.
  4. Régimen tributario especial, entidades sin ánimo de lucro: existirá una clasificación de este grupo en 5 categorías; la DIAN será el ente encargado de realizar la clasificación y autorización para el funcionamiento de dichas entidades. Por otra parte, no podrán repartir los excedentes.
  5. Impuesto a la riqueza: se eliminará, sin que ello implique que posteriormente el Gobierno cree uno que tenga las mismas características con un nombre diferente.
  6. Evasión: la Administración Tributaria aumentará las auditorías y los cruces de información, para establecer los beneficiarios de pagos en el exterior.
  7. Efectos:
    1. Mantener el grado actual de inversión.
    2. Dejar de ser dependiente de un solo sector económico.
    3. Aumentar el recaudo.
Share this

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *